Saltar al contenido

Depiladoras de cera

Mejores depiladoras de cera
0 Compartir

La depilación con cera ha sido el método más popular hasta la aparición de las depiladoras de mujer para la depilación de raíz.

Años atrás, estaba vinculada a ir al salón de belleza una vez al mes, pero gracias a la aparición de las máquinas roll-on y a las ceras caseras, hoy es un procedimiento que puedes llevar a cabo en casas con un poco de práctica y de manera relativamente sencilla.

Te cuento los pros y contras de depilarse con cera y cómo ha evolucionado a lo largo de los años para seguir siendo uno de los métodos de depilación más utilizados.

Catálogo de las mejores depiladoras de cera en oferta

¿Qué tipo de cera para depilación existen?

  • Cera fría. La ventaja de la cera fría es que puede aplicarse a pieles sensibles, incluso a aquellas con varices. Es un tipo de cera que ya viene en una banda, por lo que es muy sencilla de aplicar pero tiene la desventaja de que no arrancará el vello si es muy corto, ni tampoco sirve para zonas que necesiten precisión.
  • Cera caliente. Es la cera clásica y la más efectiva. Con el uso de este tipo de cera para la depilación el vello se debilita y pierde fuerza con los depilados. El vello puede tardar en salir hasta 5 semanas. El inconveniente es que si tienes varices no puedes usarla, ni tampoco para las pieles sensibles.
  • Cera tibia. No es cera en sí misma. También se le conoce como «sugaring» y es un preparado de azúcar, agua y extracto vegetal. Los pros de este tipo de cera es que es tolerada por todo tipo de pieles y arranca todo tipo de vello, con la condición de que tenga la longitud adecuada para la depilación con cera (unos 5mm), además es un producto que puede volver a utilizarse. La parte negativa es que es bastante engorrosa de preparar si no tienes práctica, por lo que suele ser más utilizada en centros especializados.

Tipos de cera para depilar

¿Cómo depilarse con cera?

  1. Prepara la piel. Exfolia la piel el día antes de la depilación para que esté lo más lisa posible. Asegúrate de que la piel esté limpia y seca cuando vayas a aplicar la cera.
  2. Calienta la cera. Calienta la cera de forma segura, puedes hacerlo en el microondas, al baño maría o si tienes un roll-on o un calentador de cera mucho mejor. Cuidado de que no esté muy caliente antes de aplicarla sobre la piel.
  3. Esparce la cera con una espátula en la zona a depilar en la dirección de crecimiento del vello. No abarques zonas muy amplias y siempre en una línea vertical, nunca en horizontal.
  4. Espera a que la cera se endurezca y tira con fuerza, siempre tira en la dirección contraria al crecimiento del vello.
  5. Repite la operación por todas las zonas a depilar.
  6. Limpia la zona e hidrata después de la depilación.

¿Cuál es el mejor tipo de cera para mi?

El tipo de cera a utilizar depende de la zona que quieras depilar, del tipo de piel que tengas y de los resultados que quieras conseguir. Para cada uno de los casos, te recomiendo:

  • Cera caliente si quieres un resultado duradero (como mínimo durará un mes), si no tienes la piel sensible, si el vello tiene al menos 5mm de largo. La cera caliente es perfecta para utilizar en zonas pequeñas como las axilas, el abdomen y las ingles.
  • Escoge cera tibia para zonas más grandes como brazos y piernas. Puedes utilizarla aunque tengas la piel sensible y es perfecto si quieres una depilación rápida. Lo mejor es aplicarla con un roll-on para ganar tiempo.
  • La cera fría es la mejor opción si tienes problemas circulatorios, de varices o piel sensible. También es un método a tener en cuenta si no quieres tardar mucho tiempo en depilarte, ya que vienen preparadas en bandas, por lo que es aplicar y tirar.

Recomendaciones para depilarse con cera

  • No tomar el sol los días previos a la depilación.
  • Exfoliar e hidratar la piel el día anterior a la depilación.
  • Esperar a que el vello tenga al menos 5mm para que la depilación sea 100% efectiva.
  • Utilizar la cera a temperatura de entre 35-37 grados. Si está más caliente esperar hasta que coja la temperatura correcta.
  • Aplicar la cera siempre en la misma dirección del crecimiento del vello.
  • Para arrancar la cera hacerlo en dirección contraria al crecimiento del vello.
  • No tomar el sol hasta al menos 12 horas después.
  • Limpiar con un aceite corporal.
  • Hidratar después de la depilación y los días posteriores.

¿Qué beneficios tiene depilarse con cera?

Beneficios de la cera depiladora

  • Cuida tu piel. La cera es un excelente exfoliador para la piel, elimina las células muertas que se quedan en la parte superficial de la piel. La piel queda suave y agradable al tacto, además de muy brillante.
  • Retarda el crecimiento del vello. Al eliminarlo de raíz y debilitar el folículo piloso el vello crecerá cada vez más lento y más débil. Es el método que más retarda el crecimiento.
  • Es un método económico y si aprendes a hacerlo en casa aún más. Es perfecto para zonas pequeñas como las axilas, las cejas o la zona del bikini.

¿Cómo limpiar un calentador de cera?

  1. Mientras estás utilizando el calentador lo más importante es que tengas cuidado de no manchar el calentador por fuera. Para ello utiliza espátulas anchas para coger la cera y esparcirla sobre la piel.
  2. Justo en el momento de terminar revisa si hay algún resto de cera en el calentador o en algún objeto alrededor. Si ha caído cera límpialo con un algodón humedecido en alcohol. Ten cuidado de que esté desenchufado antes de limpiarlo.
  3. Utiliza un limpiador específico para limpiar el fundidor. Esto alargará la vida de tu calentador. Asegurate de que el aparato esté frío y seco antes de empezar a limpiarlo. Los limpiadores suelen tener aroma a cítricos y aptos para limpiar cualquier tipo de superficie. Cuidado para no utilizarlos nunca sobre tu piel.

Compra la mejor depiladora de cera en oferta

Acerca de la autora

rosy

Rosy Oliveira

Me llamo Rosy y soy esteticista. En este blog comparto contigo mi experiencia profesional en Brasil (y ahora en España) acerca de los distintos tipos de depiladoras y métodos de depilación. Guías nacidas fruto de la investigación y del trabajo del día a día.

Otras guías relacionadas